El nuevo reloj de Apple, también de oro

Media hora antes de que comenzara en California el acto de presentación de novedades de Apple, su gran rival Google intentaba contraprogramarse con un vídeo en YouTube destacando que los relojes conectados que utilizan su sistema Android Wear son mucho más diversos que los que el fabricante del iPhone se disponía a anunciar. No parece un argumento muy acertado: el supuestamente esperado de los relojes inteligentes, el Apple Watch estará disponible en dos tamaños -38 y 42 milímetros de anchura-, tres materiales, dos colores -que dependen de la variant- y al menos media docena de correas propias, más todas las que ofrecerán los fabricantes de accesorios. En conjunto, una variedad enorme de combinaciones que supondrá todo un reto logístico para una empresa que ha basado siempre su negocio a limitar la cantidad de referencias que tiene a la venta.

No parece que el Apple Watch aporte mucho más que la mayoría de los relojes conectados que ya hay en el mercado, que hasta ahora no han despertado mucho interés de los consumidores. Se comporta como una extensión en la muñeca de algunas funciones del smartphoneque el usuario lleva en el bolsillo -siempre que sea un iPhone 5 o posteriormente, con el que se comunica de forma inalámbrica mediante Bluetooth de bajo consumo o wifi. Las operaciones -sean atender llamadas, consultar la previsión meteorológica, gestionar el correo electrónico, los tuits, las citas de la agenda, las fotos de Instagram, las tarjetas de embarque de Passbook o las instrucciones del navegador GPS del teléfono- se pueden hacer con la pantalla táctil, con un botón lateral de corona que acciona un atractivo sistema de iconos, o bien con la voz, como una extensión del Siri de iOS. Por lo que se vio en la demostración, la respuesta de la pantalla es bastante fluida. Hay una función para enviar dibujitos o el ritmo del latido del propio corazón-l’Apple Watch incluye pulsímetre- al reloj de otra persona. Como con el iPhone, también habrá aplicaciones de terceros, que habrá que descargar con el teléfono de un apartado especial de la App Store, donde también habrá diseños de esfera para personalizar el aspecto de la pantalla. Ayer los directivos de Apple en mostraron algunas, como la que permite abrir con el reloj la puerta de la habitación en los hoteles de lujo de la cadena W o la de Shazam, que además de identificar la canción que escuchamos en muestra la letra en pantalla. El Apple Watch también contiene sensores para captar la actividad física y analizarla con las aplicaciones creadas en el entorno HealthKit de la empresa. Obviamente, con el Apple Watch también se podrá pagar a los establecimientos de EE.UU. que estén preparados. como la que permite abrir con el reloj la puerta de la habitación en los hoteles de lujo de la cadena W o la de Shazam, que además de identificar la canción que escuchamos en muestra la letra en pantalla. El Apple Watch también contiene sensores para captar la actividad física y analizarla con las aplicaciones creadas en el entorno HealthKit de la empresa. Obviamente, con el Apple Watch también se podrá pagar a los establecimientos de EE.UU. que estén preparados. como la que permite abrir con el reloj la puerta de la habitación en los hoteles de lujo de la cadena W o la de Shazam, que además de identificar la canción que escuchamos en muestra la letra en pantalla. El Apple Watch también contiene sensores para captar la actividad física y analizarla con las aplicaciones creadas en el entorno HealthKit de la empresa. Obviamente, con el Apple Watch también se podrá pagar a los establecimientos de EE.UU. que estén preparados.

Un aspecto en el que el Apple Watch no se diferencia nada de la mayoría de los rivales que le esperan en el mercado es la autonomía de la batería: la empresa presume de 18 horas de duración, por lo que los ya estresados usuarios de smartphone , siempre en busca de enchufes, tienen otro dispositivo para cargar cada día. Eso sí, la operación de recarga es bastante cómoda, porque se hace con un adaptador magnético. Pero los que hayan probado un Pebble -el segundo vendedor mundial de relojes connectats- les costará renunciar a los cinco días de autonomía.

Habrá que ver si la llegada del Apple Watch animará este mercado. Por lo menos, Apple lo tendrá probado en segmentos muy diversos: la variante Sport -d’alumini y que es la menos costosa- se venderá a partir de 349 dólares, y la Watch, de acero, costará entre 549 y 1.099 dólares. Pero la diferencia la marca la Apple Watch Edition, de oro macizo de 18 quilates, que tendrá un precio de entre 10.000 y 17.000 dólares. Una apuesta arriesgada, porque, si bien en las joyerías ya se venden relojes tanto o más caros, los tradicionales se pueden pasar a la siguiente generación, lo que quizá no se puede hacer con el de Apple. Por cierto, si no indicamos los precios en euros es porque inicialmente el reloj no se podrá comprar aquí: se podrá reservar en nueve países a partir del 10 de abril, para recibirlo el día 24.

Apple presentó también el ResearchKit, un conjunto de herramientas que los investigadores médicos pueden utilizar para crear aplicaciones que sirvan para diagnosticar con el iPhone enfermedades como el Parkinson, el asma, la diabetes o el cáncer de mama. Los primeros títulos ya se pueden descargar. La empresa asegura que los usuarios podrán participar en los estudios de manera voluntaria y que Apple no verá sus datos. Y un aspecto insólito: ResearchKit es de código abierto, por lo que probablemente servirá para crear aplicaciones de otros sistemas operativos móviles.Relo

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *